Parashat Naso 5774

Nuestra parashá esta semana contiene referencias a la pureza ritual, a la consagración del Mishkan y los sacrificios asociados a la misma, así como a otros asuntos entre los que encontramos los papeles de grupos o familias concretas en la vida colectiva del pueblo de Israe.

A lo largo del texto la Tora nos dice: “Habla a los hijos de Israel y diles, hombre o mujer que cometa una transgresión contra otra persona…”

דַּבֵּר אֶל בְּנֵי יִשְׂרָאֵל אִישׁ אוֹ אִשָּׁה כִּי יַעֲשׂוּ מִכָּל חַטֹּאת הָאָדָם לִמְעֹל מַעַל בַּה’ וְאָשְׁמָה הַנֶּפֶשׁ הַהִוא     -במדבר ה, ו

Al respecto de esta mención a las mujeres y los hombres, Najmánides nos dice: “Y dice aquí hombre o mujer debido a que la mujer no acostumbra a tomar por la fuerza y tal vez no sea comprometida en lo escrito…” (Perush de Rambam, Bamidbar 5, 6).

ואמר בכאן איש או אשה מפני שאין דרך האשה לגזול ואולי לא יחייב אותה הכתוב בחומש ואשם כאיש-    פירוש רמב”ן במדבר ה, ו

Dejando de lado la generalización enunciada, Ramban nos recuerda que la Tora tiene en cuenta las diferencias entre los géneros; un ejemplo de este tratamiento diferencial lo encontramos en las leyes de la pureza relativas a la emisión de fluidos corporales por ejemplo de las que hablábamos hace algunas semanas en Parashat Metzora. Sin embargo en muchos otros puntos no es recordada esta diferencia y ambos géneros son tratados como uno solo.

Ahora bien, la pregunta que se plantea Najmánides sobre el motivo de explicitar en este punto que las mujeres también están sometidas a esta norma tiene plena vigencia y nos ayuda a comprender algo más. Cuando la Tora no especifica que son las mujeres o los hombres los elementos únicos sujetos a una orden concreta, habremos de entender que se trata de un mandato dirigido a todas las personas por igual. Ahora bien, generalmente la Tora se expresa en forma masculina y esto podría conducirnos por error a pensar que cuando se habla por ejemplo de “los hijos de Israel” se hace referencia en exclusiva a los varones, pero esto no es así (siempre y cuando no sea evidente que es algo que solamente afecta a los hombres y de ninguna forma a las mujeres) y este pasuk en el que nos hemos detenid es la prueba de ello. Por lo tanto en cada referencia habremos de tener en cuenta el contenido final del mandato y si puede ser cumplido por unos u otros grupos, o bien si todos se encuentran incluidos en la prescripción.

Existe un principio que dice que mujeres y hombres fuimos creados “בצלם א-להים”, y por lo tanto toda persona merece un tratamiento digno e igual. De este principio deducimos también que la Tora fue entregada a los hombres y mujeres del pueblo de Israel por igual, por lo que ambos tienen el derecho y la obligación de estudiar Tora y guardar Sus Mitzvot. Hemos de entender que si bien tradicionalmente, debido al papel que la mujer ocupaba en el hogar, el género femenino fue eximido del cumplimiento de las Mitzvot positivas que el tiempo genera (como son el uso de Tefilin, Talit o las cuatro especies en Sukot), hoy en un tiempo en el que es una realidad que mujeres y hombres han de compartir las cargas familiares, del hogar y cooperar en la educación de las hijas e hijos así como en el sustento de la casa, en este contexto no hay duda de que mujeres y hombres tenemos las mismas obligaciones en todos los ámbitos.

El próximo día 5 de Sivan (el próximo martes por la noche) recibiremos la festividad de Shavuot, rememoraremos la entrega y recepción de la Tora y participaremos en el estudio intensivo que nos ha de conducir a un mayor nivel de comprensión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: