Parashat Naso 5774

mayo 25, 2014

Nuestra parashá esta semana contiene referencias a la pureza ritual, a la consagración del Mishkan y los sacrificios asociados a la misma, así como a otros asuntos entre los que encontramos los papeles de grupos o familias concretas en la vida colectiva del pueblo de Israe.

A lo largo del texto la Tora nos dice: “Habla a los hijos de Israel y diles, hombre o mujer que cometa una transgresión contra otra persona…”

דַּבֵּר אֶל בְּנֵי יִשְׂרָאֵל אִישׁ אוֹ אִשָּׁה כִּי יַעֲשׂוּ מִכָּל חַטֹּאת הָאָדָם לִמְעֹל מַעַל בַּה’ וְאָשְׁמָה הַנֶּפֶשׁ הַהִוא     -במדבר ה, ו

Al respecto de esta mención a las mujeres y los hombres, Najmánides nos dice: “Y dice aquí hombre o mujer debido a que la mujer no acostumbra a tomar por la fuerza y tal vez no sea comprometida en lo escrito…” (Perush de Rambam, Bamidbar 5, 6).

ואמר בכאן איש או אשה מפני שאין דרך האשה לגזול ואולי לא יחייב אותה הכתוב בחומש ואשם כאיש-    פירוש רמב”ן במדבר ה, ו

Dejando de lado la generalización enunciada, Ramban nos recuerda que la Tora tiene en cuenta las diferencias entre los géneros; un ejemplo de este tratamiento diferencial lo encontramos en las leyes de la pureza relativas a la emisión de fluidos corporales por ejemplo de las que hablábamos hace algunas semanas en Parashat Metzora. Sin embargo en muchos otros puntos no es recordada esta diferencia y ambos géneros son tratados como uno solo.

Ahora bien, la pregunta que se plantea Najmánides sobre el motivo de explicitar en este punto que las mujeres también están sometidas a esta norma tiene plena vigencia y nos ayuda a comprender algo más. Cuando la Tora no especifica que son las mujeres o los hombres los elementos únicos sujetos a una orden concreta, habremos de entender que se trata de un mandato dirigido a todas las personas por igual. Ahora bien, generalmente la Tora se expresa en forma masculina y esto podría conducirnos por error a pensar que cuando se habla por ejemplo de “los hijos de Israel” se hace referencia en exclusiva a los varones, pero esto no es así (siempre y cuando no sea evidente que es algo que solamente afecta a los hombres y de ninguna forma a las mujeres) y este pasuk en el que nos hemos detenid es la prueba de ello. Por lo tanto en cada referencia habremos de tener en cuenta el contenido final del mandato y si puede ser cumplido por unos u otros grupos, o bien si todos se encuentran incluidos en la prescripción.

Existe un principio que dice que mujeres y hombres fuimos creados “בצלם א-להים”, y por lo tanto toda persona merece un tratamiento digno e igual. De este principio deducimos también que la Tora fue entregada a los hombres y mujeres del pueblo de Israel por igual, por lo que ambos tienen el derecho y la obligación de estudiar Tora y guardar Sus Mitzvot. Hemos de entender que si bien tradicionalmente, debido al papel que la mujer ocupaba en el hogar, el género femenino fue eximido del cumplimiento de las Mitzvot positivas que el tiempo genera (como son el uso de Tefilin, Talit o las cuatro especies en Sukot), hoy en un tiempo en el que es una realidad que mujeres y hombres han de compartir las cargas familiares, del hogar y cooperar en la educación de las hijas e hijos así como en el sustento de la casa, en este contexto no hay duda de que mujeres y hombres tenemos las mismas obligaciones en todos los ámbitos.

El próximo día 5 de Sivan (el próximo martes por la noche) recibiremos la festividad de Shavuot, rememoraremos la entrega y recepción de la Tora y participaremos en el estudio intensivo que nos ha de conducir a un mayor nivel de comprensión.

Anuncios

Parashat Bamidbar 5774.

mayo 20, 2014

En el desierto, un lugar que es silencioso, en el que se puede sentir una extraña combinación de soledad y compañía, que puede llegar a resultar incluso peligroso. Este es el lugar en el que le es ordenado a Moshe realizar un recuento del pueblo.

Inevitablemente nuestras vidas se encuentran asociadas a números; cifras que se identifican con nosotros como es nuestro número de documento de identidad o de pasaporte, el número IP de nuestro ordenador, etc.…. Estos números y otros muchos, no solamente sirven para identificarnos, sino que además permiten realizar recuentos poblacionales o estadísticas, generando nuevas cifras y más y más números.

¿Qué tipo de cosas contamos o recontamos? Podríamos pensar que solamente contamos aquellas cosas que tienen valor e importancia. Sin embargo un ejemplo de las cosas que habitualmente no contamos son los granos de arena; ahora bien, si ésta no tiene importancia ¿podríamos prescindir de ella? ¿Estaríamos dispuestos a ir a una playa en la que no hay arena y ésta es sustituida por el hormigón o bien por rocas? Por otra parte, tampoco contamos el número de veces que respiramos a lo largo del día, así que tal vez las cosas importantes tampoco pueden o son contadas, o bien a veces no las valoramos suficientemente.

Surge entonces una pregunta ¿podríamos eliminar la imagen de las dunas de arena en el desierto y sustituirlas por otra distinta? Esto es, el desierto seguiría siendo desierto si eliminásemos una de sus características, esa arena que no contamos o tenemos en cuenta habitualmente. La elasticidad del paisaje del desierto, su variabilidad incesante y su avance pueden compararse con nuestras propias vidas; como la arena de las dunas los diferentes elementos que nos componen y sustentan (respiración, latidos del corazón, etc…) no son contabilizados constantemente; así mismo tratamos en la medida de lo posible de adaptarnos y de “fluir” con las circunstancias de cada momento; por otra parte nuestras motivaciones e intereses personales van cambiando a lo largo de nuestra existencia y finalmente seguimos existiendo pues deseamos compartir más momentos y seguir creciendo emocional, personal e intelectualmente.

La orden dada en nuestra Parasha es la de contar personas, no objetos o posesiones, otorgando a cada individuo un valor igual al del resto, pues ninguno es contado por dos o por medio sino que cada uno de ellos cuenta por uno. Sin duda en un caso así los números y el recuento tienen una importancia crucial pues este valor numérico asociado al individuo lo sitúa en un plano de igualdad con respecto al resto de las personas. Al igual que sucede con la arena, si una de esas personas no existiese o desapareciese todo sería distinto.

En el desierto aprendemos que no todo lo que contamos tiene importancia, por otra parte, a veces lo que no contamos si la tiene y no debemos olvidarlo. A este respecto aprendemos en Pirkei Avot que: “Él solía decir: No desprecies a ninguna persona y no seas indiferente ante cosa alguna. Pues no hay persona que no tenga su hora y no hay cosa que no tenga su lugar” (Pirkei Avot 4,3).

הוא היה אומר אל תהי בז לכל אדם ואל תהי מפליג לכל דבר שאין לך אדם שאין לו שעה ואין לך דבר שאין לו מקום

פרקי אבות פרק ד’, משנה ג’

Al respecto de esta Mishna Rambam nos enseña que: “y dice que no puede ser que no tenga cada persona un momento en el que puede dañarlo o en el que puede serle útil incluso para algo pequeño” (Comentario de Rambam, Pirkei Avot 4, 3).

ואמר שאי אפשר שלא יהיה לכל אלם עת שיוכל להזיק בו או להועיל ואפילו בדבר מועט

פירוש הרמב”ם – פרקי אבות פרק ד’, משנה ג’

 

Aquí encontramos el significado de ese recuento prescrito, cada persona es única y posee un gran valor y debemos por tanto tener este pensamiento presente siempre a la hora de actuar y también cuando nos encontramos en un puesto de responsabilidad para planificar.

 


Parashat Bejukotai 5774

mayo 11, 2014

אִם בְּחֻקֹּתַי תֵּלֵכוּ וְאֶת מִצְו‍ֹתַי תִּשְׁמְרוּ וַעֲשִׂיתֶם אֹתָם           ויקרא כו, ג

“Si en Mis leyes camináis y Mis preceptos guardáis y los cumplís”  (Vayikra 26, 3)

Nos dice Rashi: “Si en Mis leyes camináis: Puede ser el cumplimiento de las mitzvot; cuando se dice ´y Mis mitzvot guardarás´ es el cumplimiento de las mitzvot. Entonces ´Si en Mis leyes camináis´, que os afanéis en la Tora. Y Mis preceptos guardáis: os afanaréis en la Tora para guardar y cumplir tal y como está escrito ´y las estudiarás y las guardarás para cumplirlas´-Devarim 5, 1-.” (Comentario de Rashi, Vayikra 26, 3).

אם בחקתי תלכויכול זה קיום המצות כשהוא אומר ואת מצותי תשמרו הרי קיום המצות אמור הא מה אני מקיים אם בחקתי תלכו שתהיו עמלים בתורה

ואת מצותי תשמרוהוו עמלים בתורה על מנת לשמור ולקיים כמו שנאמר ולמדתם אותם ושמרתם לעשותם

פירוש רש”י לויקרא כו ג

 

También Sforno apoya esta explicación: “Si en Mis leyes camináis: las leyes son edictos del Rey para que la persona se comporte según estas en sus ocupaciones cotidianas…”, y añade: “…y Mis preceptos guardáis: guardar los preceptos es la supervisión de la forma en que son cumplidos… y como dijeron nuestros sabios ´guardar´ es repetición –מִשְׁנָה-” (Comentario de Sforno, Vayikra 26, 3).

אִם בְּחקּתַי תֵּלֵכוּ  חֻקּות הֵם גְּזֵרות מֶלֶךְ שֶׁיִּנְהַג הָאָדָם בָּהֶם בְּהִשְׁתַּדְּלוּת עִסְקֵי חַיָּיו וְהַהִתְנַהֲגוּת בָּהֶם יִקָּרֵא הֲלִיכָה כְּאָמְרו וּבְחֻקּתֵיהֶם לא תֵלֵכוּ וְכֵן וְאֶת חֻקּתַי תִּשְׁמְרוּ לָלֶכֶת בָּהֶם וְכֵן בְּחֻקּות הַחַיִּים הָלַךְ -יחזקאל לג, טו- וְאֶת מִצְותַי תִּשְׁמְרוּ הִנֵּה הַשְּׁמִירָה בַּמִּצְות הִיא הַהַשְׁגָּחָה בְּאפֶן עֲשִׂיָּתָם וּבַמְכֻוָּן מֵהֶם וְזֶה בְּעִיּוּן נָאות כְּאָמְרָם ז”ל שָׁמר זו מִשְׁנָה. אָמַר אִם כֵּן אִם תִּתְנַהֲגוּ בְּדַרְכֵי הָאֵל יִתְבָּרַךְ הַנִּכְלָלִים בַּחֵלֶק הַמַּעֲשִׂי בְּתורָתו וּתְעַיְינוּ בַּמִּצְות לָדַעַת אפֶן עֲשִׂיָּתָן וְתַכְלִיתָן וּבָזֶה תַּשְׁלִימוּ כַּוָּנָתו לִהְיותָם בְּצַלְמו כִּדְמוּתו וַעֲשִׂיתֶם אתָם וְאָז יִהְיֶה לָכֶם זֶה הַשְּׁלֵמוּת בְּקִנְיָן בְּאפֶן שֶׁתַּעֲשׂוּ אותָם כְּמו פּועֲלִים הַטּוב בִּרְצון נַפְשְׁכֶם לא כִּמְצֻוִּים וְעושִׂים מִיִּרְאָה אֲשֶׁר בָּזֶה יִהְיֶה הָעושֶׂה מִתְפָּעֵל בְּצַד מַה אֲבָל תַּעֲשׂוּ מֵאַהֲבָה חֲפֵצִים בִּרְצון הָאֵל יִתְבָּרַךְ כְּאָמְרָם עֲשֵׂה רְצונו כִּרְצונְךָ -אבות ב, ד

פירוש ספורנו פרשת בחקתי, ויקרא כ”ו, ג’

 

Por su parte Ibin Ezra nos dice de una forma mucho más resumida: “Si en Mis leyes es guardad. Y los cumplís es que se ordena estudiar, enseñar y hacer” (Comentario de Ibin Ezra, Vayikra 26, 3).

אם בחקתי -תשמרו.  ועשיתם -מצוה ללמוד וללמד ולעשות

פירוש אבן עזרה פרשת בחקתי, ויקרא כ”ו, ג’

 

Podemos deducir de lo expresado por estos tres comentaristas que hemos de guardar y cumplir los preceptos ordenados, sin embargo para ello tenemos que estudiar y enseñar, de esta forma podremos saber cuál es el precepto con la mayor claridad posible, y también el camino para su cumplimiento. Ahora bien, no hemos de olvidar que שבעים פנים לתורה (setenta caras tiene la Tora), si bien alguien puede sentirse tentado a decirnos “setenta sí, pero setenta y una: no”. Quien diga esto tal vez esté olvidando que no hay persona que pueda verlas todas al tiempo pues cada uno se encuentra ubicado en momentos y espacios diferentes, así como cada uno posee capacidades, sentimientos y necesidades distintas. Moshe de León nos recuerda que incluso a Raban Yojanan ben Zacai le fue dicho: “עד כאן הורשית” (“Hasta aquí has sido autorizado” (Seder Gan Eden 8, 3, Moshe de León).

 

No debemos olvidar tampoco que las interpretaciones extremistas o las acciones no prescritas son sancionadas y rechazadas en la Tora, tal y como por ejemplo sucedió con los hijos de Aharon al excederse en su celo observante.

 

¿Qué significa por tanto “אם בחוקותי תלכו” (Si en Mis leyes camináis)? ¿Puede esta prescripción ser empleada para imponer a los demás nuestra propia interpretación de las palabras de la Tora? ¿Justifica este pasuk el empleo de los textos Talmúdicos y Rabínicos o de la Tora como fundamento legal de una sociedad o estado?

 

Primeramente hemos de ser conscientes de que en el momento en que algo así pueda suceder toda interpretación de la Tora (y otros textos) que no coincida con la corriente de pensamiento mayoritaria o bien con los intereses puntuales de la agrupación o agrupaciones políticas en el poder, pasará a ser prohibida o bien dejará de existir y como pueblo perderemos parte del conocimiento adquirido o que podamos adquirir en el futuro. Por otra parte tenemos la responsabilidad de no permitir que modificaciones legales sean introducidas cuando estas pueden violar los derechos de otras personas (sean parte de una minoría o no), o bien cuando sean el potencial origen o el punto de partida para una situación de abuso sistemático; esta responsabilidad es individual y colectiva y se encuentra entre los principios de la Tora “לא תעמוד על דם רעיך”  (“No sacarás provecho de la sangre de tu amigo” Vayikra 19, 16).

 

Sabemos por la historia que generalmente las dictaduras y los regímenes teocráticos no comienzan de un día para otro, son el fruto de un proceso de tensiones y luchas que conducen a que en algún momento un grupo se imponga al resto de la sociedad y aproveche cualquier herramienta para justificar sus crímenes y abusos. Dijeron nuestros sabios “¿Quién es sabio? El que prevé lo que va a suceder” (איזהו חכם הרואה את הנולד) y no se trata de adivinación, sino que nos habla sobre las situaciones en las que las personas basándonos en la experiencia previa podemos tratar de evitar las consecuencias  de una acción evitando dicha acción desde el principio; de esta forma evitamos que sean vulnerados algunos de los principios fundamentales de nuestra tradición y encontramos el significado de “אם בחוקותי תלכו”.

 

Shabat Shalom

 


Parashat Behar 5774

mayo 4, 2014

Según el Sefer haJinuj encontramos en esta Parasha siete mitzvot positivas y diecisiete mitzvot negativas. Entre las prohibiciones encontramos una fundamentada en el siguiente Pasuk:

אֶת כַּסְפְּךָ לֹא תִתֵּן לוֹ בְּנֶשֶׁךְ וּבְמַרְבִּית לֹא תִתֵּן אָכְלֶךָ    ויקרא כ”ה, ל”ז

Tu dinero no le darás en préstamo y con intereses no le darás tu alimento (Vayikra 25, 37)

 

Se trata de una compleja mitzva, con clara relevancia en el mundo contemporáneo. El escritor del Sefer haJinuj nos explica que:

שלא להלוות ברבית לישראל שנאמר -ויקרא כה לז- את כספך לא תתן לו בנשך ובמרבית לא תתן אכלך ואין אלו שני לאוין שהרבית הוא הנשך והנשך הוא הרבית וכמו שאמרו זכרונם לברכה במציעא -סא, א- אי אתה מוצא נשך בלא רבית ולא רבית בלא נשך ולמה חלקם הכתוב כלומר למה חלקם ולא כתב את כספך ואכלך לא תתן לו בנשך לעבר עליו בשני לאוין כלומר להרבות האזהרות עליו                                 ספר החינוך, מצווה שמ”ג שלא להלוות ברבית לישראל

“Que no le haga préstamos a un Israel, como está escrito (Vayikra 25, 37) Tu dinero no le darás en préstamo y con intereses no le darás tu alimento, y no son estas dos prohibiciones, pues el interés es el préstamos y el préstamo es el interés. Y tal y como dijeron Z´´l en Matzia (Babli Baba Matzia 61a) no encuentras préstamo sin interés y no hay interés sin préstamo y ¿porqué dividirlos? Esto es ¿porqué dividirlos y no escribir: tu dinero y tu alimento no le des en préstamo? Para que transgreda de esta forma dos prohibiciones, es decir, para reforzar la advertencia que le hace”. -Sefer haJinuj, Mitzva 353 Que no preste con interés a Israel-

 

Y se nos enseña que hay al menos dos tipos de intereses prohibidos: “רבית קצוצה” (en la Tora), “אבק רבית” (por nuestros Sabios). Y añade el escritor del Sefer haJinuj que hay “un tercer tipo de interés, que es inferior a estos dos primeros y éste es (en otras versiones: y estaba) permitido pues se encuentra muy alejado del interés prohibido por la Tora por lo que no hay que vedarlo, pero los Sabios fueron estrictos con este asunto y su visión era que es un endurecimiento que establece la Tora y que advierte (la Tora) repetidamente en lo referente al interés y lo prohibieron para que no engañen las personas para establecer interés, no por nada distinto -Sefer haJinuj, Mitzva 353 Que no preste con interés a Israel-

ויש רבית אחרת שהוא למטה משני אלו הראשונים והוא (והיה) מן הדין מתר לפי שהוא רחוק הרבה מן רבית האסור מן התורה עד שאין לגזר עליו כלל אבל חכמים החמירו בענין בראותם החמר שהחמירה התורה ורב האזהרות בדבר הרבית ואסרוהו כדי שלא יערימו בני אדם לטל רבית לא מפני דבר אחר                                                                                                                                                                  ספר החינוך, מצווה שמ”ג שלא להלוות ברבית לישראל

 

Con respecto al primer tipo de préstamo se nos explican tres diferentes posibilidades: “… el interés que está prohibido por la Tora. Todo el que dice a su amigo, préstame comida y te daré una pruta cada día, o treinta por mes, o más o menos, hasta que te lo devuelva. Y también cuando le dice préstame cien dinares por ciento veinte por año. Y así el que presta a su amigo monedas y hace uso por ellas de una casa o patio, que mantendrá y tomará los frutos de las mismas hasta que le devuelva sus monedas, sin que le descuente nada de este préstamo, este es el interés prohibido en la Tora.”

 רבית האסורה דבר תורה הוא כל מי שאומר לחברו הלויני מנה ואתן לך ממנו פרוטה בכל יום או שלשים פרוטות בחדש או פחות או יותר עד שאפרענו וכן כשאמר לו הלויני מאה דינרים במאה ועשרים לשנה וכן המלוה לחברו מעות ומשכן לו בהן בית או חצר שיחזיק בהם ויקח הפרות עד שיחזיר לו מעותיו מבלי שינכה לו כלום מן ההלואה זו היא רבית קצוצה האסורה מן התורה                                                                            ספר החינוך, מצווה שמ”ג שלא להלוות ברבית לישראל

Por lo tanto este tipo de préstamos se parecen a aquellos en los que alguien le presta a un amigo cuarenta euros para que este le devuelva cincuenta, estableciendo de entrada cuál será el interés a pagar por la persona que recibe el dinero. Este tipo de préstamos, “ריבית קצוצה”, se encuentran prohibidos por la Tora y el Beit Din exigirá la devolución de los intereses a la persona por parte de quien le prestó el dinero y solicitó los intereses.

Hablábamos sobre otros dos grupos de préstamos e intereses que se encuentran prohibidos por la Tora, no entraremos en detalles pues se trata de un asunto complejo pero si hemos de darnos cuenta de que todo préstamo de este tipo (con intereses) se encuentra prohibido. Ahora bien ¿qué tipo de operaciones se encuentran permitidas?

Un ejemplo las actividades permitidas, pues no responde a los parámetros prohibidos por la Tora y no existe riesgo de que llegue a vulnerarse la prohibición de prestar con interés, es cuando una persona le da a otra dinero para un negocio. En este caso quien entrega el dinero ha de explicitar que no es un préstamo, sino que el dinero se encontrará a disposición y servicio para que quien lo recibe haga negocio con ello, si bien habrá de invertirlo de la mejor forma que sea posible. Tras un periodo el dinero regresará a su dueño inicial y los beneficios serán repartidos. Si el dinero se reduce parcial o totalmente, pues no se generaron beneficios, el propietario original se hará cargo de la posible pérdida. Esta es la gran diferencia entre la “הלוואה” (préstamo) y la “עיסקא”  (negocio), además al ser un negocio y no un préstamo el dueño del dinero podrá recibir beneficios. Este sería un buen ejemplo del tipo de actividades permitidas, si bien hemos simplificado ya que la persona que recibe el dinero tiene la responsabilidad del “שומר הכסף” y como tal en caso de que el negocio fuese deficitario habrá de ser juzgada su responsabilidad por el Beit Din.

Otra perspectiva sobre este asunto, la palabra “נֶשֶׁךְ” comparte raíz con el verbo “לנשוך” que significa morder. Los seres humanos solemos alejarnos de los animales que muerden, pues son peligrosos, de esta misma forma la Tora nos advierte sobre los comportamientos con los que podríamos llegar a convertirnos en carroñeros o a practicar el canibalismo financiero, etc… Así mismo nos advierte sobre el peligro de acercarnos a este tipo de instituciones y personas y nos invita a que ante cualquier operación económica pensemos en el hecho de que somos responsables de lo que estamos solicitando o entregando y de las condiciones que estamos dispuestos a imponer o aceptar, si bien dicha responsabilidad (cuando somos la parte solicitante) no es exclusivamente nuestra.