Parashat Noaj, 5774

אֵלֶּה תּוֹלְדֹת נֹחַ נֹחַ אִישׁ צַדִּיק תָּמִים הָיָה בְּדֹרֹתָיו: (בראשית ו’, ט’)

Diez generaciones separan a Noaj de Adam y Java y diez generaciones separan a Noaj de Abraham y Sara. Nuestra tradición nos enseña que Noaj era un justo (צדיק), tal y como nos recuerda Rashi era considerado tzadik en su generación, no llegando a un acuerdo los comentaristas sobre si en una generación de justos habría sido más tzadik o bien no habría sido considerado como tal.

El midrash nos aporta otras prespectivas sobre este asunto (Midrash Raba, Parashat Noaj, 4), allí se nos explica que todo aquel cuyo su nombre es recordado dos veces, como es el caso de Noaj, tiene parte en este mundo y en el mundo venidero.

אלה תולדות נח נח א”ר אבא בר כהנא כל מי שנכפל שמו יש לו בעולם הזה ויש לו בעולם הבא אתיבון ליה והכתיב תרח תרח א”כ יש לו חלק בעולם הזה ולעולם הבא א”ל אף היא לא תברא דא”ר יודן בשם רבי אבא בר כהנא -בראשית טז- ואתה תבוא אל אבותיך בשלום בשרו שיש לאביו חלק בעוה”ב –שם- תקבר בשיבה טובה בשרו שישמעאל עושה תשובה -מדרש רבה, פרשת נוח, ד’-

Por lo tanto no nos queda duda alguna el hecho de que Noaj era un tzadik. Ahora bien, un nuevo aspecto descubrimos cuando leemos que “dijeron nuestros sabios: doce meses en la teba no durmió durante el día ni durante la noche, pues estaba ocupado y alimentaba a las criaturas que estaban con él, y esto es: y el que es sabio gana almas-mishlei 12,30-“ (Midrash Tanjuma, Parashat Noaj, 2).

אמרו רבותינו י”ב חדש בתבה לא ראה שינה לא ביום ולא בלילה שהיה עוסק וזן הבריות שעמו הרי ולוקח נפשות חכם –מדרש תנחומא נח, ב’-

Sabemos por tanto que no solamente era tzadik, sino que también era sabio (jajam). Y ¿qué comportamiento fue imprescindible para que adquiera esta doble denominación? Tal y como se refleja en el midrash su sabiduría procedía de la responsabilidad, de la constancia y de su firme compromiso.

Noaj era un solo hombre, pero supo ser constante y cumplir con su obligación y esto marcó la diferencia. Y ¿qué hacemos nosotros?, ¿cuál es la influencia de cada uno de nuestros actos? Todas nuestras acciones tienen repercusión en el entorno, tanto desde una perspectiva material como social. Nuestras decisiones personales, como pueden ser el participar de forma activa en una organización o el depositar las botellas en el contenedor de reciclaje adecuado, tienen consecuencias en nuestro mundo y de esta forma participamos en el cambio, en el tikun olam.

תולדותיו של אדם אלו מעשיו הטובים –מדרש תנחומא נח, ב’-

“Las generaciones de la persona son sus buenas acciones” (Midrash Tanjuma, Noaj 2). ¡Seamos parte de las “toldot” de nuestra generación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: