Parashát Koraj (Bemidbar 16:1– 18:32).

פרשת קרח(במדבר טז:א-יח:לב)

 5771

La porción que leemos esta semana, Prashat Koraj, se enmarca en un momento importante para el pueblo de Israel. Encontrándose aun en el desierto, una nueva crisis se desencadena cuando Koraj, el Leví, junto con Data, Aviram y On, además de otros doscientos cincuenta hombres de “renombre” (Bemidbar 16:2), se rebelan contra Moshe y su hermano Aharon (Bemidbar 16:3). Moshe recuerda a los Leviim, entre los que se encontraba Koraj, su tarea y su papel especial entre el pueblo de Israel (Bemidbar 16:8-11) y tras esto se produce un quiebro importante en nuestro relato, la tierra se traga a todos aquellos que se sublevaron, salvo a los propios hijos de Koraj, y este hecho provoca un segundo levantamiento (Bemidbar 17:6). En esta ocasión es una “plaga” la que termina con las vidas de algunos de los rebeldes. Cerca de quince mil perecieron, tal y como afirma el relato de la Torah (Bemidbar 17:14). La narración concluye dándonos detalles sobre las tareas y especificaciones al respecto de los Leviim y los Cohanim, remarcándose que no podrán intercambiarse.

Si retornamos al comienzo de nuestra Parashá, cuando comienza la descripción de la sublevación de Koraj, podremos encontrar que la razón que, tal y como reafirma Rashi, es esgrimida por los detractores de Moshe es que se arrogó todo el “poder” olvidando que todo el Pueblo se encontraba en el Sinai. Parece ser que los sublevados querían desarrollar unas tareas distintas a las que tenían asignadas, para ello debían conseguir derrocar o, tal vez, oponerse al líder vigente.

Desde la perspectiva tradicional, se nos describe a Koraj como un hombre egoísta, elitista,… que desea el poder a toda costa. Pero, ¿cuál es su papel o el lugar que ocupa dentro de la sucesión de hechos? ¿Cuál es el motivo por el que aparece en nuestro relato? El midrash nos habla de la lucha entre el binomio integrado por Moshe y Aharon y, por otra parte, Koraj y sus seguidores. Es evidente que para lograr su objetivo, teóricamente la construcción de una sociedad más justa, Koraj apela a los derechos de todo el pueblo, cuando afirma que “toda la congregación es santa” (Bemidbar 16:3), arrogándose de esta forma una supuesta legitimidad otorgada por el pueblo y, dicho sea de paso, demostrando que el dicho africano, que afirma que cuando los elefantes luchan es la hierba quien sufre, se cumple una vez más.

La tradición nos explica, Midrash Rabá, que Koraj planteó durante la discusión con Moshe algunas preguntas complejas, rebuscadas, tratando de deslegitimar a Moshe mostrando su ignorancia, o ridiculizándolo. Y es posiblemente esta la diferencia existente entre el relato de Koraj y el relato de Eldad y Medad, que encontrábamos en Parashát Behaaloteja. Se nos plantea en ambos casos una crisis de liderazgo, al menos en potencia, pero una diferencia esencial aparece entre los detractores, Eldad y Medad no tratan de desacreditar a Moshe con argucias, ni tampoco se arrogan la posible legitimidad que no les corresponde. Sin embargo Koraj pone en duda la designación, lo cual podría no ser especialmente problemático, y a la vez trata de hacerse acreedor de la legitimidad y los derechos que no le pertenecen en exclusiva. La diferencia esencial podría ser, si nos atenemos a lo relatado y reflexionado hasta el momento, que Koraj habla de manera rotunda y taxativa, sin dejar espacio al pensamiento y opiniones ajenas.


Pudiera parecer que el objetivo principal de nuestra Parashá fuese el disuadir a quienes tratan de plantear alternativas o discutir algún aspecto del orden establecido, pero al contrario debe suponer un revulsivo para sentirnos auténticamente incentivados a pensar profunda y realmente y a no plantear preguntas rebuscadas o complejas con las que tratar de poner en evidencia a los demás, sino que debemos plantearnos preguntas significativas cuyo objetivo, auténticamente, sea alcanzar un nivel de justicia social y equidad superior, y no solamente la consecución de una parcela mayor de poder.

Eliyahu Peretz del Campo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: